miércoles, 31 de octubre de 2007

Transparencia


Cada color tiene un nivel propio de energía que lo hace único y diferente en intensidad y tonalidad. Puede parecer por ello que nos identifiquemos más con uno u otro según nuestro estado de ánimo.
El camaleón no utiliza los colores para reflejar su estado de ánimo, sino para adaptarse a un medio, es cuestión de supervivencia, al igual que sucede con ciertas larvas y especies marinas que no poseen color, son transparentes.
Si dejamos de un lado la fauna marina y nos trasladamos a la fauna empresarial, es fácil e interesante advertir que cada vez existen más empresas que imponen códigos de conducta basados no sólo en la supervivencia del fuerte, sino también en una clara posición de objetivos, con una finalidad marcadamente social; algo que desconocen aquellos que se dejan ver u oír con más facilidad, llamando la atención con sonidos y colores estridentes.
__________________________

3 comentarios:

Celestino dijo...

Escribes muy bien.Intentaré leerte con más detenimiento. Saludos

Demeter dijo...

Me gusta mucho su blog y le animo a que siga compartiendo con nosotros estos textos suyos tan musicales. Gracias

Campanilla dijo...

Celestino: gracias por tu comentario, intentaré transmitir lo mejor de mí.
demeter: Me gusta su sensibilidad, y que oiga música en mis palabras. Me gustaría acceder a su blog.